5 tips para tener en cuenta a la hora de invertir en arte

Inversión en arte, que tener en cuenta?

Una opción rentable, segura y con la plusvalía de ser un bien cultural.

 

Por Lic. Gustavo Perino

 

La inversión en arte suele estar “reservada” exclusivamente a  los que entienden del negocio, eso de a poco está cambiando, con el acceso a la información, disponibilidad de especialistas, mecanismos técnicos para asegurar su calidad permiten hoy que cualquier persona  que desee invertir en este mercado pueda tener óptimos resultados.  Inicialmente cabe destacar que la inversión en arte es una inversión de largo plazo, no es recomendable adquirir una pieza para venderla al año siguiente.

 

Revista Clase Ejecutiva WEB

Nota de El Cronista el dia 24 de febrero de 2018

 

El mercado de arte  Argentino opera un volumen de u$d  15 millones de dólares anuales, solo en las transacciones registradas, estadísticamente 7 de cada diez transacciones de compra y venta de Arte se realizan entre privados, fuera de cualquier registro y alcance estadístico por lo que ese número de facturación es en realidad, mayor.

Las rentabilidades de este tipo de inversión varían entre el 8% y el 12% anual, el promedio de tenencia de una obra para poder venderla y obtener lucro es aproximadamente de 5 años y la inversión mínima ronda entre los u$d 3000 y u$d 5000 y la comisión pagada a los intermediarios está en promedio de un 15% del valor operado, un rédito modesto pero estable y tentador para los inversores más conservadores.

 

 

Asesoramiento obligatorio: el mercado de Arte tiene una particularidad que es igual en todas partes del mundo, una alta  cantidad de piezas que circulan en el mercado son falsas o mal atribuidas, luego de la realización del primer congreso internacional de peritaje de arte que se realizó en Buenos Aires en septiembre de 2016 (ICAE) se pudo concluir  en conjunto con disertantes internacionales y especialistas en la materia que  las piezas falsas son aproximadamente un 40% del total, este escenario hace que la inversión en arte deba estar asesorada por especialistas y la obra ser revisada antes de ser adquirida.

 

 

Por último y antes de entrar en las recomendaciones es importante destacar que como toda inversión, permite a los especuladores obtener grandes ganancias en un corto plazo, claro está que a un riesgo mucho más alto que las inversiones más tradicionales. Habitualmente el arte consagrado o de mercado secundario (obras de artistas generalmente ya fallecidos y con récords de ventas públicas) es para los más conservadores y el mundo del arte contemporáneo suele estar reservado a los inversores más avezados y con intenciones de asumir el riesgo. En resumen el arte consagrado es más estable y menos rentable versus el arte contemporáneo que es más volátil pero propicia posibilidades de negocios muy lucrativas. Por definición la obra de arte vale por el artista que la realizó y no por ser una obra de arte en sí.

 

Cinco puntos a tener en cuenta para invertir en arte

 

1- La pieza a ser adquirida debe ser autentica: partiendo de la base que el valor de la obra está otorgado por el artista que la realizó, la condición de autenticidad es la clave y primer elemento a considerar. La obra debe estar debidamente identificada, tener información fehaciente de su procedencia y guardar coherencia con la documentación que la acompaña. La industria de los certificados apócrifos es un flagelo para el mercado del arte y la conservación del patrimonio cultural. Se debe consultar a un perito de arte antes de realizar la compra, los especialistas tienen una serie de análisis de baja, media y alta complejidad para determinar fehacientemente si la pieza es original, en muchos casos con una revisión organoléptica y analizando la integridad de la documentación ya se puede definir la compra y el inversor estará seguro del bien adquirido.

 

 

2- El valor justo: es importante consultar con especialistas sobre el valor estadístico de la pieza a adquirir para asegurarse pagar un precio correcto sobre el bien.  Si este asesoramiento proviene de instituciones y/o empresas que son ajenas a la actividad comercial de comprar y vender, mejor aún, ya que no habrá conflictos de intereses. Las valuaciones profesionales por método estadístico tienen un costo aproximado de u$d 50 y son realizadas en 24hs.

 

 

3-Asegurar la obra: una vez adquirida la pieza y obtenida la documentación que acredite la propiedad de la obra es recomendable asegurarla con alguna póliza de seguro especializada. De esa forma la inversión estará protegida ante eventuales daños o robos. Ya existen en Argentina este tipo de pólizas a buen precio (hasta hace poco tiempo solo era posible realizar esta medida en el exterior a costos muy altos).

 

 

4- Arte consagrado y arte contemporáneo: el arte, a diferencia de otros commodities tiene el valor agregado del placer y el gozo de haber adquirido un bien cultural y que este puede ser apreciado por su propietario y su entorno.  No es lo mismo obtener 1800 acciones de Edenor que tener una obra de Antonio Berni colgada en su pared. Es por eso que la definición de “qué comprar” no solo depende del asesoramiento sino del gusto estético del inversor; aquí es donde invertir en arte da su valor agregado.

Si la elección es comprar Arte Consagrado las opciones son múltiples y para todos los presupuestos, es recomendable comprar artistas que tengan histórico de ventas públicas y que su producción este identificada y protegida. Infelizmente hay artistas que han sido víctimas de falsificación en masa y por más que la pieza a adquirir sea auténtica, la tendencia de alza de sus precios está limitada. También existe dentro de este segmento grandes oportunidades de compra de obras de artistas que tuvieron su paso por la historia del arte pero que hoy no tienen grandes récords de ventas y sus obras son vendidas a precios muy bajos, eso representa una gran oportunidad para el futuro.

En cuanto al Arte Contemporáneo (artistas vivos) debemos considerar que ese artista está actualmente en producción por lo que la oferta de obras es mayor que el ejemplo anterior;  no obstante su valor de mercado estará determinado por su derrotero profesional y decisiones de producción en el futuro, esto lo convierte en inestable pero potencialmente muy lucrativo, de repente ese artista comienza a ganar premios, vender a mejores precios y adquiere cierta fama y sus obras serán muy valoradas en el futuro, aumentando considerablemente ese porcentaje de rentabilidad mencionado.

 

 

5- Inversor o coleccionador… ­o ambos?: no necesariamente se tiene que tener la intención de coleccionar para adquirir piezas de arte para diversificar la cartera y de igual modo no todos los coleccionadores tienen como objetivo primario el retorno de la inversión. Sus compras pueden ser motivadas por otros intereses y no solo los económicos. Cualquier persona puede comprar arte como inversión, hay que saber qué comprar y tener paciencia para vender. El asesoramiento profesional, la documentación y contratos de compra son claves para hacer de esta inversión una actividad segura y de largo plazo.

 

 

Blockchain y el arte: La innovación del sistema Blockchain se ha instalado en empresas referentes internacionales y promete solucionar la gran problemática que ha socavado siempre el coleccionismo de arte: la falsificación y comercialización de obras apócrifas. Mediante la tecnología de cadena de bloques se puede almacenar todo tipo de información en la nube de forma segura. Estos archivos están encriptados (solamente los pueden ver los que tengan autorización) y son almacenados en bases de datos de millones de computadoras en el mundo, lo que garantiza la inmutabilidad de los mismos: nadie puede borrar ni alterar la información almacenada en la plataforma. Internacionalmente se están identificando las obras de arte de artistas contemporáneos con etiquetas inteligentes que poseen nanotecnología y son adheridas a la pieza.

 

Modelo de SmartTags utilizadas en el exterior para identificar piezas de arte con vinculación digial Blockchain.

 

De esa forma la “documentación adjunta” está adherida a la obra y bloqueada en Blockchain y no puede ser alterada ni modificada. En cuanto a obras de arte consagradas desde Givoa Consulting vienen utilizando esta innovación tecnológica a través de Signatura para asegurar los certificados periciales emitidos y garantizando la coherencia de la documentación con la pieza estudiada y de esta forma combatir el flagelo de los documentos apócrifos que han minado históricamente el mercado de arte.

Una seguridad para el cliente, para el vendedor y para los peritos intervinientes.


 

Queres saber más sobre Arte? Cursos y seminarios del Instituto ICAE aquí!

 

No Comments

Post A Comment

fifteen + 20 =