Blockchain Revoluciona el Mercado de Arte

Editorial Francesca, Uruguay (15-01-2018) – Revista Buquebus edición Impresa

ANOUK LANCESTREMERE, perito de arte y cofundadora de Givoa Consulting nos cuenta que el mundo del arte está cambiando.

La innovación del sistema BLOCKCHAIN se ha instalado en empresas referentes internacionales y promete solucionar la gran problemática que ha socavado siempre el coleccionismo de arte: la falsificación y comercialización de obras apócrifas.

¿Cómo serán las transacciones de arte del futuro y que riesgos conlleva este sistema? 

El debate está abierto y será uno de ejes principales que se tratarán en ICAE, el Congreso Internacional de Peritaje de Arte que reunirá a los exponentes más importantes en la materia el 24 de marzo en Río de Janeiro.

BLOCKCHAIN es una base de datos compartida y descentralizada -nacida en 2009 con el suceso Bitcoin- que cobró vuelo por sí misma y hoy está penetrando profundamente en la economía global. La industria internacional del arte no se quedó atrás, en 2017 los principales actores del mercado y start-ups  han comenzado una carrera de transformaciones radicales para subirse en la ola y aprovechar las oportunidades que esta plataforma ofrece.

Mediante la tecnología de cadena de bloques se puede almacenar todo tipo de información en la nube de forma segura. Estos archivos están encriptados (solamente los pueden ver los que tengan autorización) y son almacenados en bases de datos de millones de computadoras en el mundo, lo que garantiza la inmutabilidad de los mismos: nadie puede borrar ni alterar la información almacenada en la plataforma.

Las aplicaciones son inmensas y prometen entre otras cosas solucionar la gran problemática que ha socavado siempre el coleccionismo de arte: la falsificación y comercialización de obras apócrifas.

Empresas internacionales como Verisart, Artory, Deloitte o Ascribe vieron la oportunidad y ya lanzaron plataformas donde ofrecen certificaciones de autenticidad digitales inalterables.

Por otro lado, la innovación también incursiona en el mundo de las subastas de la mano de Maecenas, una start-up que se posiciona fuerte y plantea una democratización al acceso a obras de arte de grandes maestros. En este sitio los inversores pueden comprar “fragmentos” digitalizados de obras con valores elevados, que de otra manera no podrían hacerlo. Llevándolo a una escala local, en el futuro se podría “tener acciones de un Pettoruti” de igual forma que tener acciones de YPF. Además, a todo esto se le suma la privacidad y confidencialidad en las transacciones y la liberación de las comisiones tradicionales de los intermediarios.

Si consideramos que el mercado público de arte mundial mueve un promedio de 50 mil millones de dólares por año y se estima que duplica mínimamente esta cifra con las ventas realizadas entre privados, estamos hablando de un volumen enorme de capital que circulará en transacciones privadas protegidas, obteniendo el beneficio de seguridad en la compra sin necesidad de intermediarios externos. Esta es la gran controversia que gira entorno a la revolución blockchain: la falta de regulación podría fomentar el lavado de activos. Como contrapartida, gracias a la transparencia del sistema se podrían trazar rutas de titularidad e historial de las obras y de esta forma colaborar con la protección del patrimonio.

El abordaje de los desafíos y complejidades que genera esta nueva implementación tecnológica será uno de los objetivos del Congreso ICAE.

El 3 de enero de 2018 se presentará el Congreso ICAE en Imperiale Art Gallery en Punta del Este.

No Comments

Post A Comment

20 − 18 =