Cientos de Modigliani falsos se han expuesto en todo el mundo en los últimos veinte años

Gracias al FBI se ha desenmascarado una red de falsificadores de la obra del artista, que actuaban en Roma, Lugano y Nueva York


Una de las supuestas obras de Modigliani que colgaron en 2017 en el Palacio Ducal de Génova – EFE

Por Diario ABC Cultura: Por una increíble red de falsos cuadros de Modigliani (Livorno, 1882-París, 1920) tiemblan ahora comisarios de exposiciones, galeristas y coleccionistas de medio mundo. Decisiva ha sido la intervención del FBI en Nueva York para desenmascarar la red en la que estaban implicadas directamente seis personas, que actuaban entre Roma, Lugano y la ciudad de los rascacielos. Desde hace más de 20 años el grupo colocaba copias de obras de Modigliani en las más prestigiosas exposiciones dedicadas al artista en el mundo, para acreditar y alzar sustancialmente su valor y después venderlas a precios desorbitados a coleccionistas poco expertos. Modigliani es uno de los artistas más solicitados y caros en las subastas internacionales. Implicado en la investigación está uno de los principales organizadores de exposiciones a nivel internacional, Mondo Mostre Skira, cuyo presidente es Massimo Zelman, acusado de haber modificado la documentación y a su vez chantajeado por un intermediario y un comisario de exposiciones.

La investigación partió de Génova en 2017, tras descubrirse que eran falsos veinte cuadros de un total de veintiuno de una exposición que se había inaugurado en el Palacio Ducal de esa capital. Ese fraude constituyó un terremoto en el mundo del arte. Los expertos encargados por la magistratura para elaborar el informe oficial descubrieron que algunas de las obras eran «torpes falsificaciones, con trazos que no son propios de Modigliani ni de sus pinturas». Para confirmar la falsedad, se añadía que los marcos «proceden del Este de Europa y de Estados Unidos, sin tener conexión con el periodo histórico de Modigliani». Hay un ejemplo muy llamativo sobre el sinfín de engaños: «Cabeza de mujer», de 1972, expuesta en Génova, había sido definida por el Ministerio de Educación italiano como «obra de interés nacional», pero se trataba de un falso.

Décadas de falsificaciones

La denuncia sobre esta exposición la planteó el mayor experto en Modigliani, el crítico y coleccionista de arte Carlo Pepi, quien ahora ve confirmado lo que él lleva decenios pregonando: «Desde hace más de treinta años combato contra los falsos Modigliani, que salen continuamente desde los años ochenta. Desgraciadamente, también las instituciones que me tendrían que haber ayudado se pusieron en mi contra; llegaron a procesarme, dejando a los falsarios actuar impunemente. Ahora por fin las instituciones se dan cuenta de lo que yo siempre he denunciado», afirmó Carlo Pepi, quien fundó y dirigió la casa-natal del artista, situada en Livorno (Toscana).

La investigación ha puesto de relieve que son cientos los Modigliani falsos en circulación por el mundo, pero despachados como auténticos. El expresidente del Archivo Modigliani, que tendría que haber confirmado la autenticidad de los cuadros del maestro, admitió después de tres interrogatorios policiales que el citado archivo era de hecho un cajón vacío, pues no tenía ni siquiera certificaciones originales.

La obra de Amedeo Modigliani es fácil de copiar y falsificar por la sencillez de su estilo. Por ejemplo, una increíble y espectacular burla, con gran repercusión internacional, se produjo en 1984, cuando unos jóvenes italianos realizaron una esculturas que hicieron pasar por obras de Modigliani, para poner evidencia a los críticos de arte.

No Comments

Post A Comment

ten + 16 =