¿Cómo será el peritaje de obras de arte post-covid19?

El mundo del arte después de COVID-19

 

A raíz de la publicación realizada en el diario especializado JOTA de Brasil el día 9 de mayo de 2020 donde los autores Marcilio Franca & Gustavo Tanouss analizaron, interpretaron y tradujeron las recientes normas de la Responsible Art Market (RAM) Initiative sobre los procedimientos y buenas practicas que los especialistas en arte deben seguir.

Siendo GIVOA una consultora especializada en peritaje de arte y con el espíritu de trabajar siempre interdisciplinariamente, decidimos sumar nuestra opinión al importante análisis realizado por los doctores que gentilmente autorizaron la traducción de este material.

Autor: Lic. Gustavo Perino. En adelante, los comentarios en representación de GIVOA en color violeta e identificados con la letra G: en el inicio del párrafo.

JOTA: La pandemia del coronavirus viene provocando una profunda crisis de liquidez en la economía internacional. Se le suma a esto el aterrador numero de víctimas en el circuito de las artes visuales, en importantes centros culturales de Latinoamérica, de Europa y de los Estados Unidos. La postergación o cancelación de una gran cantidad de ferias de artes tradicionales como también bienales, muestras y festivales de arte (https://bit.ly/2Yof5kE) es otra de las sombrías consecuencias de la COVID-19.

Juntos, esos tres factores traerán como resultado una enorme salida al mercado de bienes culturales en los próximos meses. Lamentablemente habrá una importante cantidad de herencias por liquidar, empresas y coleccionistas que precisaran de dinero y se verán forzados a vender parte de sus activos como así también galeristas que necesitaran saldar sus cuentas en rojo y muchos eventos culturales que atravesaran esa misma realidad. En término de artes y antigüedades, el escenario tendrá, por tristes razones, la mayor oferta desde la Segunda Guerra Mundial, finalizada hace 75 años, un 9 de mayo.

Para sorpresa y espanto de muchos, por ejemplo la Association of Art Museum Directors (https://aamd.org/) anuncio el día 15 de abril de 2020 que un museo de arte o su director no serán censurados, sancionados o suspendidos por la AAMD si deciden desprenderse de buena fé de una pieza de su acervo si el objetivo del mismo es pagar por “cuidados directos” de las respectivas colecciones.  La AAMD hace años mantiene una firme posición contraria a la de desprenderse de piezas de los acervos.

Mas un spin off de la actual temporada sanitaria y de la descapitalización del trafico de drogas y la migración al crimen organizado para otros delitos cuya logística es compatible con la del momento actual, entre ellos el robo de obras de arte y su introducción al mercado – muchas veces sin siquiera intervención y búsqueda de disimulo. En las ultimas semanas, la prensa dio noticias del robo de iglesias vacías en Mina Gerais (Brasil), país donde el arte sacra representa una importante porción del mercado de arte, también hubo vandalismo en esculturas del museo Francisco Brennand en la ciudad de Recife y una importante substracción de medallas históricas del acervo de la fundación José Américo, gran escritor modernista de la ciudad de João Pessoa, capital del estado de Paraíba. Como estas, noticias similares se escuchan en todas las latitudes.

Todo esto indica que el expertizaje, la autenticación o peritaje de obras de arte deberá ser, en un futuro bien próximo un área muy demandada y, por lo tanto, exigirá seguridad jurídica, estabilidad, previsibilidad, confianza y mitigación de riesgos [1].

También contribuirá en ese escenario la explosión de negocios de arte online, como subastas, muestras, ferias y galerías que dispondrán sus ofertas en la web.

G: El término “Expertizaje” se utiliza con frecuencia para la labor realizada en el formato de “Parecer técnico” en el que la opinión del experto se registra en un documento. Suele ser utilizado por los clientes (personas o instituciones) antes de cerrar una compra y tiene como objetivo reducir el riesgo, el perito evalúa la pieza organolépticamente y con instrumentos ópticos y comprueba su estado de conservación en busca de indicios de intervención o de posible fraude.

Por “peritaje” se entiende la labor de investigación que se lleva a cabo de manera interdisciplinaria con el objetivo de demostrar la autenticidad mediante análisis contextuales, estéticos, técnicos y científicos.

No todas las circunstancias pasaran desapercibidas por la Responsible Art Market (RAM) Initiative (http://responsibleartmarket.org/), organización no gubernamental nacida en Ginebra en 2015, que estudia las buenas prácticas de accountability, good governance e compliance del mercado de arte internacional. La RAM Initiative publico recientemente un nuevo y actualizado conjunto de ocho directrices para perfeccionar el trabajo de los especialistas en autenticidad de obras de arte, denominadas RAM’s Guidelines for Experts Authenticating Works of Fine Art (https://bit.ly/2xnhHEm).

A continuación, examinamos brevemente el contenido de esas directrices buscando presentarlas por primera vez portugués y en español en la región.

Según RAM Initiative las directrices para los especialistas en autenticidad de obras de arte fueron concebidas teniendo en consideración el expertizaje de obras de arte pero que pueden representar una guía para el análisis de otro tipo de objetos como libros, antigüedades, sellos, monedas y otros objetos coleccionables. El conjunto de esas directrices se destina a cualquier persona que sea requerida para ofrecer un análisis o expertizaje sobre una obra de arte (estableciendo si una obra pertenece o no a determinado autor o al trabajo realizado para otorgar autoría a una pieza desconocida).

G: Las normas RAM Initiative se centran en la pericia del arte como actividad general de varios especialistas, pero académicamente hablando en los procesos de pericia modernos similares a los utilizados en las obras de arte se utilizan para la pericia de las antigüedades, los objetos de colección y la arqueología.

La primera directriz es de contenido ético, indica que todo Expert, antes de aceptar un nuevo compromiso profesional, debe evaluar sus cualificaciones y competencias técnicas, académicas y profesionales que sean relevantes para las tareas que este acepte, como también debe estar en condiciones de poder comprobar las mismas. Al especialista le incumbe poseer un detallado y amplio conocimiento de las limitaciones y posibilidades que su método ofrece y si estos serán suficientes para las exigencias de ese caso en particular, como también reconocer la necesidad de colaborar con otros profesionales especialistas de manera interdisciplinaria. El perito además, al recibir un pedido de autenticación deberá emprender una autoevaluación para determinar si hay cualquier conflicto de intereses involucrado en el referido contrato o solicitud y eventualmente no aceptar cualquier encomienda que no estén dentro de sus incumbencias [2].

G: Los peritajes académicos -como otros tipos de investigaciones- están limitados por la capacidad de los expertos participantes, la disponibilidad de acceso a la información considerada esencial para la investigación y la tecnología disponible para su estudio. Hay casos en los que el proyecto pretende datación del objeto y en otros el objetivo es determinar su autenticidad y autoría. Todo comienza con una hipótesis y luego se definen los objetivos, todos queda registrado en el informe de los expertos. Hay casos en los que después de años de investigación, la tecnología avanza y permite observar elementos que no se encontraban en el pasado por la falta de esta tecnología. Los informes de los peritos son siempre concluyentes en cuanto pueda probarse con las herramientas disponibles.

La segunda directriz comienza enunciando que la transparencia es la base para un correcto trabajo de expertizaje [3]. Antes de aceptar una orden de trabajo el experto debe: ser informado con lealtad sobre la identidad del propietario de la obra, beneficiario del servicio y establecer claramente quien es la contraparte, que puede ser el propietario o intermediario que para tales efectos oficia de propietario, como es el caso de un artdealer o vendedor. Informar inequívocamente al cliente la existencia de cualquier tipo de conflicto de interés, el campo de experiencia del especialista y las limitaciones que se impondrán a la investigación [4].

G: Los datos proporcionados por el cliente son muy variados, en muchos casos las obras no tienen una procedencia documentada, las historias sobre el origen de la obra en muchos casos es solo un relato oral del propietario.

En GIVOA trabajamos sobre la obra, ella es la que debe emitir las pruebas de su autenticidad. La industria de la falsa “Procedencia” es tan grande como la falsificación de las obras de arte. Ayudamos al cliente – después de probar la autenticidad de la pieza – a probar la veracidad de los registros y documentos conscientes de que el mercado se lo exigirá en el futuro. 

Esta directriz también aclara que el experto deberá informar hialinamente al cliente el escopo del trabajo de expertizaje, incluyendo la investigación y los análisis que se realizaran en la pieza y aclarar lo que deliberadamente no será realizado como así también los límites del examen y los resultados que se esperan. El especialista deberá aclarar si el resultado de su trabajo representara un certificado de autenticidad o será un simple parecer técnico. El precio y cualquier costo extra en los servicios también deben ser comunicados con transparencia al cliente, el mismo deberá aprobarlos previamente al inicio de la investigación. Caso sea necesario el transporte de obra, seguro y formalidades de aduanas – en el caso de exportación – el especialista deberá asesorar al cliente en lo que respecta a burocracia y procedimientos. Al perito también le cabe informar al cliente cualquier duda respecto de la Provenance de la obra, por ejemplo, si se tratase de una obra de arte denunciada como robada durante algún conflicto armado o si se encuentra alguna laguna en la cadena de dominio del objeto [5].

G: Con la experiencia práctica adquirida, solo podemos estar de acuerdo con lo que se expresa en esta segunda directriz RAM, con frecuencia las diferencias entre las expectativas de los clientes y la realidad se pueden minimizar con una comunicación precisa. Es difícil para el perito establecer con certeza todas las pruebas y herramientas que deberán ser utilizadas en la pericia que se está presupuestando, durante la investigación hay señales y elementos que llevan a la interconsulta, que después de una investigación avanzada pueden cambiar completamente los hallazgos hasta realizados hasta entonces y esto puede llevar a demandas de nuevas pruebas o tests más profundas, como en la medicina, a veces para diagnosticar algo, el médico solo necesita una radiografía, en otras ocasiones una tomografía.

Foto: Copyright Staatliche Kunstsammlungen Dresden

Cada herramienta ofrece un tipo de información y tiene sus limitaciones precisamente por la combinación de factores como la antigüedad de la pieza, la datación de los materiales y el estado de conservación de la obra. Cada caso es único y es importante que el cliente sepa que el proceso puede prolongarse en el tiempo y en los costos para llegar a la verdad.

Sobre la posibilidad de ser una obra denunciada como robada, por procedimiento en GIVOA se comprueba en la base de datos de INTERPOL antes de iniciar un peritaje.

La tercera directriz es corta, se refiere en general que los especialistas deberán revelar cualquier conflicto de intereses incluyendo los de orden financiera relativa al mercado del artista. Establece claramente que, en el contexto de una transacción, los especialistas que emitan un certificado de autenticidad no deben actuar como intermediarios y que, en el caso de ser un especialista que trabaja en un museo público deberá constar que dispone de autorización para emitir ese parecer [6].

G: El perito debe realizar una tarea integral y objetiva, para ello el experto o su equipo no debe tener participación comercial, es frecuente que los clientes consulten para hacer peritaje y vender, o valuar y vender.

Mantener la tercera posición permite concluir las investigaciones sin presiones o intereses comerciales atados al resultado.

La cuarta directriz es claramente metodológica, detalla sobre el análisis del especialista. Es la más extensa de todas las directrices, subdividiendo en tres partes: Como conducir el análisis; cuales son sus pasos; sus resultados. Hay un conjunto de procedimientos sugeridos – documentos que deberán ser solicitados, exámenes que podrían ser realizados, los locales para realizarlos y el valor de la denominada connoisseurship, la importancia de la investigación histórica artística y el análisis técnico y/o científico. La directriz finaliza con observaciones sobre los resultados de los análisis, el especialista deberá con claridad reflejar los resultados en un documento escrito, colocando también su raciocinio al respecto. Vale destacar que el cuarto bloque de la RAM Initiative discute sobre la capacidad de producción y contenido del certificado de autenticidad o parecer del especialista [7].

G: Nuestro método de investigación es el producto del estudio académico, de las relaciones interdisciplinarias internacionales y de la experiencia práctica que hemos adquirido desde 2012. El método nos permite optimizar el tiempo, los costos y adaptar cada investigación a las necesidades de cada cliente. Los parámetros son el estudio contextual, el estudio estético, el técnico y el científico, pero el orden de aplicación dependerá del equipo, el trabajo, el presupuesto y el tiempo determinado para lograr el objetivo.

Los expertos profesionales y académicos son civil y penalmente responsables de los informes que firman, por lo que la opinión  en un parecer técnico frente al peritaje tiene diferentes usos, limitaciones y aplicaciones.

La quinta directriz establece que la remuneración del especialista debe tener un valor fijo, que será pagado por el trabajo independientemente del veredicto positivo o negativo de autenticidad de la obra de arte. El honorario no puede ser un porcentaje del valor de la obra. Cualquier investigación o examen que exceda el espectro de análisis acordado con el cliente debe ser previamente aprobado por este, de igual manera deberá ser explicado en detalle los costos asociados a estos nuevos testes. El especialista debe pedir el pago por adelantado de sus servicios además de entregar a su cliente una factura que refleje esa operación [8].

G: Parece obvio que el trabajo debe ser pagado independientemente de si la obra es auténtica o falsa, pero… en la práctica es una consulta frecuente de algunos clientes. La oferta de participar en el valor de venta de la obra es muy común, una de las aclaraciones necesarias para cerrar una orden de trabajo es sobre el resultado del dictamen pericial, ya sea positivo o negativo, solo puede ser impugnado con otro dictamen pericial. No se aceptan “opiniones” que impugnen trabajos de investigación académicos y con confirmación técnica y científica.

La sexta directriz, insta a los especialistas a establecer un registro interno de todos los trabajos que hayan realizado donde consten copias de los estudios y las declaraciones de los clientes como también menciones en los catálogos raisonnés, catálogos de exposición y otros registros importantes para ese acervo. También se deberá registrar todos los certificados emitidos y la lista de falsificaciones descubiertas [9].

G: Los informes periciales se realizan con la profundidad necesaria y con la suficiente documentación escrita como para ser utilizados en el futuro ante un eventual proceso o litigio, por lo que el registro del informe y el archivo de las copias correspondientes es una actividad esencial para protegerse en el futuro.

Desde 2017 registramos todos nuestros informes a través de Blockchain (Escribanía digital) cuya transacción es única e inmutable. Esta tecnología ha proporcionado una gran seguridad en caso de cambio en la información intercambiada entre el cliente y la empresa. ¡Seguridad para ambas partes! 

La séptima y penúltima directriz trae orientaciones sobre la relación entre expertos y terceros: especialistas deben comunicarse entre si y se sugiere el trabajo interdisciplinario, ya que varios especialistas pueden ser calificados para la inspección de una obra, el consenso puede ser necesario y en ese sentido la RAM Initiative, reconoce que a veces esa coincidencia de criterios puede ser difícil de obtener [10].

G: La pericia moderna es interdisciplinaria, bajo la dirección de un perito, cada profesional del equipo responde individualmente a sus conclusiones. Es común en nuestra experiencia que el informe de la pericia caligráfica se incluya en el informe final con las firmas apropiadas, igualmente con los informes científicos emitidos por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial – INTI [11] con quienes tenemos una alianza de colaboración desde 2015.

Todos los resultados de las pruebas científicas tienen el sello de la institución y las respectivas firmas que garantizan la fidelidad de los resultados.

La directriz final es la más escueta de las ocho, pero una de las más relevantes, en virtud de que insta a la relación de los asuntos jurídicos y la resolución de controversias. RAM Initiative indica que el especialista debe valerse de reglas contractuales que obedezcan el derecho nacional en vigencia para las disputas que puedan superar el contexto de los servicios de autenticidad ejecutados por el experto [12].

Debe motivarse la solución de controversias de manera amigable y en vista de las limitaciones que la situación concreta impone.

Es tan grande la importancia de la atribución de autoría de un objeto de arte o antigüedad que varios ordenamientos jurídicos nacionales, prevén que el especialista sea responsabilizado por sus posicionamientos en cuanto a la autenticidad de determinada obra en el contexto de las relaciones contractuales entre el especialista y el cliente.

Puede verse este aspecto en una nota publicada en el diario JOTA [13] en que se analiza la responsabilidad de las casas de subastas en la venta de sleepers “Obra/s de arte o antigüedad/es que fueron subvaluadas o descriptas erróneamente o mal rotuladas por un descuido del especialista y que en consecuencia son vendidas a un precio menor al precio real” [14].

Conclusión JOTA: El conjunto de directrices de RAM Initiative sobre la autenticidad de las obras de arte – tema imprescindible y que irradia sus efectos por todo el mercado – revelan la indispensable adopción de buenas practicas en materia artístico-cultural, que, si son bien ejecutadas se convierten en catalizadoras de la transparencia y ética del fascinante y muchas veces incomprendido mercado de arte.

Conclusión GIVOA: Consideramos que la difusión de este tipo de noticias es muy importante y agradecemos a los expertos que han analizado, interpretado y traducido las normas. El trabajo realizado por el Dr. Marcilio en relación al derecho y el arte es ejemplar y reconocido internacionalmente.

Aconsejamos que ante una necesidad investigue las diferentes opciones, solicite las credenciales apropiadas a los expertos que serán contratados para la investigación. La labor pericial solo puede ser realizada por peritos, los informes técnicos aislados como los informes de restauración con pruebas químicas, los informes sobre firmas, los informes de identificación de pigmentos, entre otras pruebas, deben ser evaluados por un experto en arte dentro del proceso de investigación descrito anteriormente.

Una obra puede tener materiales de la época, estar hecha con capacidad técnica e incluso puede estar firmada atribuyendo a la mano de un autor determinado y de todas formas ser una falsificación.

Sobre los autores:

JOTA: Marcílio Franca realizó estudios posdoctorales en el Instituto Universitario Europeo (IUE) de Florencia (Italia) y es coautor del libro “Direito da Arte” (Atlas Ed.). Es profesor de Derecho del Arte en la Universidad Federal de Paraíba, Fiscal Jefe del Grupo de Tareas sobre el Patrimonio Cultural del Ministerio Público de Cuentas de Paraíba y fue profesor invitado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Turín (Italia). Miembro del comité jurídico de la Asociación Internacional de Estudios del Mercado del Arte (TIAMSA) y del Proyecto Académico de la Convención de UNIDROIT de 1995.

JOTA: Gustavo Tanouss es investigador en Derecho del Arte en el Laboratorio Internacional de Investigaciones Transjurídicas (LABIRINT) y se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad Federal de Paraíba (UFPB).

GIVOA: Gustavo Perino es licenciado en Peritaje y evaluación de obras de arte por la Universidad del Museo Social Argentino, miembro activo del comité de protección del patrimonio cultural del INTI. Es coordinador y profesor de la Universidad de Santa Ursula en el curso de postgrado en Pericia y Evaluación de Obras de Arte. Fundador de GIVOA y creador del International Conference Artwork Expertise – ICAE. Organizador de sus ediciones de Bs. As. 2016 y Río de Janeiro 2018.

 


[1] Es certo que, tecnicamente, el expertizaje, la autenticación y el peritaje no se confunden. Para los pedagógicos efectos de este texto, serán tomados indistintamente. Para profundizar juridicamente estas cuestiones, es recomendable la lectura de BOUGLÉ, Fabien. Invertir dans l’Art. Issy-les-Moulinex: Gualino, 2015.

[2] RESPONSIBLE ART MARKET INITIATIVE. Guidelines for Experts authenticating works of fine art. 1. Qualifications of the Expert. 2020. Disponível em: http://responsible artmarket.org/guidelines/ guidelines-for-experts-authenticating-works-of-fine-art/. Acesso em: 21 abr. 2020.

 RESPONSIBLE ART MARKET INITIATIVE. Guidelines for Experts authenticating works of fine art.

[3] No original: “Transparency is the basis of accurate expertise.” (RESPONSIBLE ART MARKET INITIATIVE. Guidelines for Experts authenticating works of fine art. 2. Communication and preparation of the expertise assignment. 2020. Disponível em: http://responsible artmarket.org/guidelines/ guidelines-for-experts-authenticating-works-of-fine-art/. Acesso em: 21 abr. 2020).

[4] RESPONSIBLE ART MARKET INITIATIVE. Guidelines for Experts authenticating works of fine art. 2. Communication and preparation of the expertise assignment. 2020. Disponível em: http://responsible artmarket.org/guidelines/ guidelines-for-experts-authenticating-works-of-fine-art/. Acesso em: 21 abr. 2020.

[5] RESPONSIBLE ART MARKET INITIATIVE. Guidelines for Experts authenticating works of fine art. 2. Communication and preparation of the expertise assignment. 2020. Disponível em: http://responsible artmarket.org/guidelines/ guidelines-for-experts-authenticating-works-of-fine-art/. Acesso em: 21 abr. 2020.

[6] RESPONSIBLE ART MARKET INITIATIVE. Guidelines for Experts authenticating works of fine art. 3. Conflicts of interest. 2020. Disponível em: http://responsible artmarket.org/guidelines/ guidelines-for-experts-authenticating-works-of-fine-art/. Acesso em: 21 abr. 2020.

[7] RESPONSIBLE ART MARKET INITIATIVE. Guidelines for Experts authenticating works of fine art. 4. Analysis. Disponível em: http://responsible artmarket.org/guidelines/ guidelines-for-experts-authenticating-works-of-fine-art/. Acesso em: 21 abr. 2020.

[8] RESPONSIBLE ART MARKET INITIATIVE. Guidelines for Experts authenticating works of fine art. 5. Remuneration and disbursements of the Expert. Disponível em: http://responsibleartmarket. org/guidelines/guidelines-for-experts-authenticating-works-of-fine-art. Acesso em: 23 abr. 2020.

[9] RESPONSIBLE ART MARKET INITIATIVE. Guidelines for Experts authenticating works of fine art. 6. Records. Disponível em: http://responsibleartmarket.org/guidelines/guidelines-for-experts-authenticating-works-of-fine-art. Acesso em: 22 abr. 2020.

[10] RESPONSIBLE ART MARKET INITIATIVE. Guidelines for Experts authenticating works of fine art. 7. Relationship between Experts and third parties. Disponível em: http://responsibleartmarket.org/ guidelines/guidelines-for-experts-authenticating-works-of-fine-art. Acesso em: 23 abr. 2020.

[11] Instituto Nacional de Tecnologia Industrial Argentino – INTI. Instituição federal de pesquisa.

[12] RESPONSIBLE ART MARKET INITIATIVE. Guidelines for Experts authenticating works of fine art. 8. Liability of the Expert and dispute resolution. Disponível em: http://responsibleartmarket.org/guidelines/ guidelines-for-experts-authenticating-works-of-fine-art. Acesso em: 23 abr. 2020.

[13] FRANCA FILHO, Marcílio Toscano; TANOUSS, Gustavo. Você tinha um Rembrandt e não sabia?: Os sleepers e a responsabilidade das casas de leilão. JOTA, São Paulo, 22 nov. 2019. Disponível em: https://www.jota.info/opiniao-e-analise/artigos/voce-tinha-um-rembrandt-e-nao-sabia-22112019. Acesso em: 23 abr. 2019.

[14] No original:“[A] sleeper is defined as an artwork or antique that has been undervalued and mislabelled due to an expert’s oversight and consequently is undersold at auction.” BANDLE, Anne Laure. The sale of misattributed artworks and antiques at auction. Cheltenham, UK: Edward Elgar, 2016, p. 7.

No Comments

Post A Comment

one + two =