Restitución de obras robadas por los Nazis

Revista Fortuna, Editorial Perfil (27-05-2015)

https://fortuna.perfil.com/2015-05-27-161691-restitucion-de-obras-robadas-por-los-nazis/

Recientemente se estrenó en Europa y EEUU, “La dama de Oro”, una película que reconstruye la recuperación del cuadro “Adele Bloch-Bauer I”, de Klimt robado por el nazismo.

Escribe Gustavo Perino

“Hay muchas razones por las cuales, entre los centenares de miles de casos de obras de arte que robaron los nazis, a los cineastas podría interesarles la historia de Adele Bloch-Bauer I, de Gustav Klimt. En primer lugar, por el carácter hipnótico de la pintura, que alcanzó en subasta un precio de 135 millones de dólares en 2006. Luego están las reminiscencias de David y Goliat que tiene el caso de una heroína octogenaria –María Altmann, la sobrina de Bloch-Bauer– enfrentada al gobierno austríaco. Por último está la conclusión satisfactoria. Altmann consigue que se le devuelva el retrato”. Patricia Cohen (The New York Times)

Son innumerables los casos en que la justicia trata respecto a la devolución a sus propietarios de arte robado durante el período nazi o –después de 70 años– a sus descendientes. La dama de Oro se estrenará en junio en nuestro país y refleja uno de los 100.000 casos denunciados como obras de arte robadas en nuestra historia reciente.

En 1998, 44 países firmaron los “Principios de Washington sobre Arte Confiscado por los Nazis”. Allí dejaron atrás décadas de frustración propiciada por los funcionarios de museos, marchands, compradores, y hasta gobiernos de varios países donde se ha denunciado el robo de obras.

El acuerdo instaba a alcanzar una “solución justa” y hubo leyes en países que exigieron a los museos abrir sus archivos y poner a disposición de la justicia la devolución de las obras. La restitución tiende a ser la excepción y no la regla.

¿Quienes intervienen en la búsqueda de arte robado?
Alrededor del Mundo, Interpol es una institución que promueve todo tipo de acciones y alimenta una enorme base de datos para tratar de restituir a sus dueños originales las obras de Arte robadas. En Argentina, esa tarea le fue encomendada a La División PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL que depende orgánicamente del Departamento INTERPOL de la P.F.A. y entiende en la prevención y lucha de los hechos ilícitos vinculados al tráfico internacional de obras de arte y objetos que conforman el patrimonio cultural nacional dirigida desde sus inicios al Comisario Marcelo El Haibe quien incansablemente ha tendido puentes en el País con la comunidad científica y académica para informar y tratar de multiplicar las voces en pos de la protección del patrimonio.

Los peritos trabajan para apoyar la causa. Desde hace unos años se vienen desarrollando actividades para integrar a esta búsqueda a los peritos de arte, debido a que “no todo lo que se denuncia es robado y no todo lo robado se denuncia”, es importante la intervención del peritaje para ayudar en los casos de falsas denuncias como también sobre las obras falsas denunciadas como autenticas. En este sentido el Ministerio de Seguridad de la Nación realizó su 1° curso de “Especialización en Protección del Patrimonio Cultural” donde no solamente participó personal de la Policía Federal sino de todas las fuerzas de Seguridad Nacionales (Prefectura Naval, Policía de Seguridad Aeroportuaria, Gendarmería Nacional, Aduana y representantes de algunas policías provinciales. En la capacitación se reunió a Peritos de Arte y diversos especialistas en cinco jornadas de capacitación donde los funcionarios que tienen eventual contacto con las obras sepan detalles sobre las técnicas, nombres de los artistas más falsificados en nuestro país y los emblemáticos casos de falsas denuncias que han cuestionado la veracidad de las obras realizadas por grandes Artistas Argentinos entre muchos otros temas.

El caso Berni – Falsa denuncia
El 28 de septiembre de 2007 Fernando García escribía en Clarín lo siguiente: Con un allanamiento en cuya estrategia participaron las divisiones francesa y argentina de Interpol se retiró ayer de la venta el cuadro de Antonio Berni La dama de la rosa, que salía a subasta en la casa Arroyo con una base de 150.000 dólares. La obra, fechada en 1958, forma parte de un conjunto de cuadros que desaparecieron en 1983 del taller del artista en la calle Lezica. El robo fue denunciado ese mismo año y quedó asentado en la causa 17.888, ahora a cargo del juez Rodrigo Pagano Mata.

Este allanamiento fue motivado por la denuncia desde Paris del hijo menor del artista a raíz del supuesto robo de 1983, cuando la causa avanzó el juez determinó que ese hecho no se pudo comprobar y que solo era sostenido por los denunciantes quienes ninguna de ellas presencio el supuesto robo. El robo, según ellas, habría ocurrido entre diciembre de 1982 -cuando habrían finalizado un inventario de la totalidad de las obras- y fines de marzo de 1983.

El juez fue más allá y señalo la hipótesis de que las obras pudieron haber sido enajenadas del trámite de la sucesión por la hija de Berni y su abogada, Graciela Molinelli, y vendidas a una galería propiedad de Isaías Eliaschev. La causa finalizó ordenando la devolución de la obra a su propietario original.

Sobre este caso se escribió mucho. Poco se dijo sobre el nivel de conocimiento de los herederos sobre la obra de su padre. Por ejemplo, el denunciante no sabía que se trataba de una obra doble, es decir, que la tela está pintada en ambos lados. Al preguntársele sobre este punto, argumentó que la obra que está detrás de “La dama de Rosa” era falsa. Por medio de pericias se determinó que la obra es auténtica y que fue realizada por el artista 30 años antes de “La dama”. Este caso pone una vez más en evidencia que las opiniones no pueden estar por encima del trabajo técnico científico, “La opinión vs. Los análisis y las pruebas”.

Muchas veces, que la obra de un pintor que nos deja, quede en manos de su familia es uno de los peores destinos posibles ya que el interés comercial se impone por sobre la protección del patrimonio del Artista.

Sin lugar a dudas estamos en un momento donde la hegemonía de los “curanderos” está en decadencia y el trabajo académico, científico e interdisciplinario toma cada vez más relevancia.

Fuentes consultadas:

– Comisario Marcelo Daniel El Haibe (Interpol).
-Prof. Omar Cáceres (Perito de Arte y voz autorizada sobre la obra de Antonio Berni)
– Más información sobre la película, en IMBD

(*) El autor es Licenciado en Peritaje y Valuación de Obras de Arte, egresado de la Universidad del Museo Social Argentino. https://givoa.com.ar/

No Comments

Post A Comment

4 × 1 =