Salón Asirio del Theatro Municipal de Rio de Janeiro

Localizado en el subsuelo del Theatro Municipal, el salón Asirio fue escenario en décadas pasadas de los primeros grandes bailes de Máscaras del Theatro Carioca, situación que se repetía en diferentes Teatros de la región como el caso del Majestuoso Teatro Colón.

 

Salão Assyrio em 1913

 

Ahí funcionó también un cabaret donde se presentaba Pixinguinha, acompañado de su legendario grupo llamado “Os Oito Batutas”. Después de una gran restauración entre los años 1976 y 1978, el espacio retorno a su actividad de Restaurante. Quien llega por primera vez al restaurante Asirio se sorprende con el cambio brusco del estilo renacentista del Theatro respecto de la decoración escogida para esta parte del edificio. La ambientación es la resultante de una mezcla de estilos babilónicos, asirios y persa que remite directamente al Palacio de Xerxes en Persépolis (circa A.C, 485-465).

 

 

El espacio, con división en dos planos posee un techo bajo, sostenido por columnas que terminan con cabezas de toros en estilo persa.

Las paredes del salón son todas revestidas en cerámica esmaltada y decoradas por paneles de mosaicos. 

Ahí podemos apreciar un friso de leones y una rampa que va a la escalera del palacio de Artaxerxes, como también el friso de los arqueros, original de la sala del trono de Darío I y los enormes querubines (seres alados) que decoran las escaleras.

 

 

Aún existe en las paredes opuestas dos bellas fuentes – la primera representa al legendario héroe Gilgamesh, rey de Suméria, que aparece asfixiando a un león en alto relieve (cuyo original se encuentra en el Museo del Louvre, en Francia, siendo este el único detalle puramente Asirio del salón. La segunda fuente muestra el emperador Darío apuñalando al genio del mal, inspiración derivada del palacio en Persépolis. 

La evocación de este período histórico se destaca por los espejos con marcos de bronce antiguo y una iluminación efectuada por luminarias de originales diseños.

Los lustres tienen inspiración islámica y los espejos son montados sobre Toros. Las puertas del salón tienen marcos de piedra grabadas con margaritas, flor sagrada de la mesopotamia.

 

Fonte: Theatro Municipal do Rio de Janeiro

Video: Givoa Brasil

Sin Comentarios

Postea un comentario

four × 1 =